Crema Facial

Con las bondades del romero y la manzanilla desarrollamos una crema facial, transmitiendo los beneficios antioxidantes e hidratantes de extractos y aceites esenciales. De uso diario.

aplica una gota en cada una de las zonas específicas: pómulos, frente, nariz y barbilla. Extiende la crema por todo el rostro con movimientos circulares y en sentido ascendente, y siempre desde el centro hacia fuera, ya que con este pequeño masaje ayudamos a luchar contra los efectos de la gravedad a la vez que mantenemos tersa nuestra piel.